Las limas de uñas, esas gran desconocidas

Unas de las grandes carencias de las técnicos de uñas que suelen arrastrar desde sus inicios es el desconocimiento acerca de las limas para uñas. Conocer que tipo de lima de adapta a cada uña, saber si las usamos de forma correcta, tipos y variedades que existen en el mercado es muy importante. Hemos de recordar que el uso de las limas es crucial en casi todos los pasos del esculpido de uñas y en el de la manicura y pedicura.

limas de uñas

Tipos de limas:

  • Limas de cartón:  son las limas más difundidas y extendidas del mercado y las que son más fáciles de encontrar en los establecimientos de venta de productos de uñas. Tienen múltiples formas y tamaños, suelen ser muy resistentes y también suelen venir con dos granulados, uno por cada lado de la lima. Más adelante hablaremos de los granulados. Son muy económicas y se pueden usar tanto uñas esculpidas como manicura. Este tipo de limas en caso de usarlas en el ámbito profesional deben ser de un único uso, es decir por higiene han de usarse y tirarse.
  • Limas de cristal:  Son de mayor calidad, pero también las mas caras y sobre todo delicadas. La calidad del limado es muy bueno, pero el inconveniente es que como se nos caiga al suelo, posiblemente se nos romperá.
  • Limas de metal: Hace unos años era muy usada, pero actualmente esa situación ha cambiando. Ahora se desaconseja su empleo debido a que debilita y daña la uña, por lo que causa más problemas que soluciones.
  • Lima pulidoras o tacos pulidores:  Es usado en los últimos pasos del esculpido de uñas, sirve para pulir y dar brillo a las uñas. Vienen con 4 caras y cada cara tiene una función, con granulados diferentes.
Taco pulidor

Taco pulidor

 

Lima metálica

Lima metalica

 

Limas de Cristal

Limas de Cristal

 

Granulados de las limas:

Vamos a analizar el granulado de las limas, es importante conocer cuando debemos de usar el grano correcto en las etapas de esculpido.

  • 400/800/1200 –  Grano ultrafino:  Usado para pulir la superficie de las uñas, así como para igualarla, evitando descamaciones, estrías….
  • 240 – Grano extrafino: Perfecto para pulir y para usarla en uñas naturales.
  • 180 – Grano fino: Apto para el uso en uñas naturales, sobre todo para terminar de definir su forma y retocar los bordes y esquinas. También usada en uñas de gel y acrílicas.
  • 150 – Grano medio: Puede usarse en uñas naturales, pero con precaución y moderadamente, sólo cuando están sanas y fuertes. Si se usa, terminar el limado con una de grano más fino. También se emplea en uñas acrílicas y de gel.
  • 80/100/200 – Grano grueso / muy grueso : Usado para el modelado de uñas acrílicas y de gel, en ningún caso sobre uñas naturales, pues las dañaría demasiado.

Consejos sobre el limado:

  • Nunca limes tus uñas mientras estén húmedas (al salir de la ducha, en la piscina, la playa…)
  • Lo mejor es limar la uña en una sola dirección.
  • No hagas mucha presión sobre la uña mientras la limas. Haz pasadas reiteradas pero suaves.
  • Decide de antemano cuál será su forma final.
  • Puede que al final queden restos en los bordes de la uña, límalos muy suavemente hacia arriba y hacia abajo.
  • Cuidado con dejar tu lima a otras personas. Si alguno de los dos tiene alguna infección, como hongos por ejemplo, podéis acabar contagiándoos. Las limas en el ámbito profesional, solo se usan con una única clienta. Usar y tirar
  • Si se te rompe una uña, trata de limarla lo antes posible, para que no se enganche y se deteriore aún más. Cuidado al quitar la zona rota: si puedes hazlo con un cortauñas, y sino, ten cuidado de rasgar aún más la zona.

Aun no hay comentarios en esta entrada. ¿Quieres ser el primero?

Deja un comentario